X
+34 607 71 43 73 vigela@vigelalloret.com

Últimos Artículos

Sobre la perseverancia y la pereza intelectual

Desde diciembre, ni más ni menos, sin escribir ni una entrada en este Blog, o sea, MI blog. Aunque es cierto que no he parado de publicar en el resto de mis redes, claro está, publicaciones más cortas que acabo en un plis plas y que significan casi siempre momento presente. Sin embargo este es mi lugar al que le debo algo y durante meses no he nutrido así que hoy hablaré de la importancia de la perseverancia.

Y le debo no porque “deba” sino porque “quiero” y ya me gustaría que fuera más a menudo. Y entonces me vienen mil excusas: el trabajo, el tiempo,…bla bla bla, ¿te suena?. Lo cierto es que entre ires y venires a veces me entra la pereza intelectual. ¿La conoces, o mejor, la reconoces?

Pues sí, hablo de perseverancia y en ocasiones lucho con mi pereza intelectual, ¿otra vez a pensar? Pues sí, otra vez a pensar.

Hay una frase que me encanta y es aquella que dice “haz lo que tengas que hacer” que tanto responde a la pregunta ¿y qué hago?

“Hacer lo que hay que hacer”

Ni lo pienses, ni te pares…sencillamente cuando asome la pregunta, haz lo que tengas que hacer y las cosas irán bien.

Si algo entre tantas otras cosas he aprendido de mis años como autónoma o más bonito decir “free lance”, es que cuando me paro a pensar…me hago un lío. Lo mejor es sentir el impulso, unirlo a la intuición y hacer lo que tengo que hacer en cada momento sin dar más vueltas. Así y sin tirar nunca la toalla. Pues reveses claro que me han llegado, y unos cuantos a lo largo de los años, pero hasta hoy, ninguno que me echara un paso atrás. Digamos que la toalla la uso para secarme el sudor de la frente por el esfuerzo, o las lágrimas de cansancio o rabia o miedo…pero nunca para tirarla.

¿Qué hacer con los reveses?

Sin duda, APRENDER! He tenido unos cuantos, y con humildad he mirado qué podía y debía aprender en cada ocasión. Es un ejercicio duro pero sano, duro porque te lleva a lugares de ti desconocidos no siempre al gusto, de los que si quieres, puedes aprender mucho. Sano porque con cada error, creces. Y te aseguro que en cada uno he aprendido y he crecido como persona y como profesional.

¿Sigo teniendo reveses? Sí, claro que sí, algún día te contaré algunos de ellos inéditos, de los cuales he aprendido que las personas somos como planetas que a veces nos encontramos viviendo en universos distintos, y es así. Acéptalo, y cuanto antes lo aceptes, mucho mejor. Otras veces, el revés llega por una pérdida de atención, y en ese caso, soy yo la que cambió de universo y he de mirar qué regla del juego me he saltado.

Te lo digo a ti tal como me lo digo a mí, pues aceptar es el principio de la calma, estado necesario para poder perseverar en tus aventuras.

¡Palabra de exploradora!

Tags:

About the Author

Mi visión del coaching es ayudar a que cada persona viva una vida disfrutada y plena, donde cada uno decida hacia donde desea dirigirse y cuál es su próximo objetivo a alcanzar. Tu vida la decides tú!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *