X
+34 607 71 43 73 vigela@vigelalloret.com

Últimos Artículos

Vemos sólo una parte de la realidad

Estos días podemos observar más  si cabe, cómo cada uno vemos sólo una parte de la realidad. Y en este proceso olvidamos que seguramente si hay verdades tan grandes por cada lado que argumentan los motivos de sus actos, algo de cierto habrá en cada uno.

Solemos ver aquello cuya información ya tenemos previamente en nuestro cerebro. Un conocimiento que ha ido entrando en un proceso lento en nuestras creencias convirtiéndolas en nuestras verdades absolutas. Y solemos seguir alimentando lo que ya sabemos conversando con personas que suelen opinar como nosotros, llegando a ponernos de espaldas y sin mirar al otro lado. Dejamos de lado la capacidad de análisis y revisión.

¿Resultado? El entendimiento se hace imposible cuando nuestras creencias se convierten en los templos de nuestra verdad absoluta y nuestra única realidad, sin que otra  posibilidad quepa en nuestro razonamiento.

Más inri si cabe si a las creencias les sumamos la emoción(que suele ya estar implícita pues dependerá de nuestra experiencia) que nos lleva al sentir de la pertenencia al grupo al compartirla con los propios, gran bastión para enrocarnos en nuestros altares esperando que sea el otro quien ceda y vea nuestra verdad.

Así podríamos llegar hasta el infinito sin llegar a ningún lugar, pues en toda negociación, tal como nos cuenta  Marta Romo en su artículo de hoy, es necesario tener la capacidad de escuchar y observar la verdad de la otra parte, su realidad. Abrir la comprensión para llegar a entender cómo ha llegado hasta esa “su verdad”. Es necesario tener la capacidad de analizar el contexto que define  la verdad construida y sobre todo, ser capaces de abrir la comunicación para, sacrificando por cada lado una parte, poder llegar al entendimiento.

Sin este proceso de negociación, con un objetivo claro que sea el entendimiento, raramente cederemos una parte de nuestra verdad y más difícil será llegar a un acuerdo.

La incapacidad para ver y entender al otro nos aísla en nuestra verdad, que compartida con el grupo social de pertenencia, da fuerza para el enrocamiento y nos da sensación de fuerza, aunque la realidad es que nos aleja del entendimiento.

Tags:

About the Author

Mi visión del coaching es ayudar a que cada persona viva una vida disfrutada y plena, donde cada uno decida hacia donde desea dirigirse y cuál es su próximo objetivo a alcanzar. Tu vida la decides tú!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *